Cosmopolita y trotamundos, la polifacética diseñadora Gala Fernández es una artista inquieta que busca expresarse en diferentes medios.

El trabajo multidisciplinar de esta artista abarca desde el arte y el diseño hasta el comisariado, el diseño de interiores y de productos e incluso el diseño gráfico y la publicación. Se mueve igual de bien en el arte que en el diseño industrial. La creadora madrileña vive en Milán, ha dedicado varios años a la docencia y también ha trabajado en Fabrica, el centro creativo de Benetton en Treviso. Colabora con grandes firmas internacionales, como Moroso, y ha encontrado un hueco creativo en el vidrio soplado que ha dado resultados brillantes con la Real Fábrica de Cristales de la Granja o el horno Antichi Angeli de Venecia.