Su pintura es movimiento, icono inconfundible de la revolución cultural que nació en la capital de España en aquellos maravillosos años 80: Chenel, Tierno, 'Madriz', la música y el cómic, la noche y la vida.

Artista perteneciente a la generación de dibujantes de cómic de finales de los años 70 y principios de los 80. Apareció en el mundo del arte relacionado con la movida madrileña. Ha trabajado desde entonces desde una concepción del arte como elemento presente y transformador de la sociedad civil, buscando presencia y visibilidad a través de los soportes, las técnicas y los contenidos. Todo su trabajo parte del dibujo como cazador de ideas y como base de toda la creación artística. Estos conceptos le han llevado a trabajar con todos los lenguajes posibles. Desde el comic a los grandes murales, entre otros en el aeropuerto de Barajas en Madrid o en la isla de La Palma en Canarias. De las colaboraciones en prensa y carteles, a las proyecciones en fachadas en los últimos años y las instalaciones.